volver

Calidad de la educación



SEÑOR DIRECTOR
Llegó el momento de optimizar “los elementos que verdaderamente influyen en la calidad de la educación”, como lo señala su editorial de ayer. Se debe comenzar por superar los comentarios generales y los conceptos imprecisos. No es correcto hablar de buenos o malos “resultados obtenidos por un establecimiento”, porque se debe distinguir entre la calidad de la instrucción en conocimientos/habilidades y la calidad de la formación en decisiones políticas, económicas o éticas. Esta distinción es importante porque Lawrence Kohlberg, especialista en desarrollo moral, ha señalado que no es posible medir la formación en decisiones.
Los puntajes obtenidos en el Simce o la PSU son indicadores de la efectividad de la instrucción para alcanzar las metas definidas en el currículo oficial, pero no miden la consistencia entre las decisiones de una persona y un cierto conjunto de valores. Sus puntajes sólo reflejan el aprendizaje “agregado por la instrucción”, dada la capacidad y conocimientos previos que tiene cada alumno al comenzar a instruirse.
Un mejor uso de los recursos que hoy usa Chile permitiría aumentar el puntaje PISA en cerca de 10%. Para lograrlo se deben describir los cambios en todos los elementos del sistema escolar, sus costos y el tiempo en que se implementarían. Por ejemplo, mejoras en la formación inicial de los docentes, requisitos de ingreso, salarios, modelos de enseñanza, asignación de tareas en la escuela, evaluación objetiva de los textos disponibles, lectura previa o información pertinente sobre los aprendizajes de los alumnos. Campañas de publicidad de modalidades sencillas de estimulación temprana y programas de televisión para niños (Plaza Sésamo) podrían elevar los conocimientos con que los alumnos (especialmente los de nivel socioeconómico más bajo) ingresan al sistema escolar.
Como lo señala su editorial, Chile debe introducir experiencias “comprobadamente efectivas” luego de analizar las innovaciones exitosas de los países que hoy ofrecen mejor instrucción.

 

Fuente: Ernesto Schiefelbein
Investigador Universidad Autónoma y Premio Nacional de Educación






 Dirección: Diagonal Miguel Cervantes Nº 683 3er piso, Santiago Centro.

 Teléfono: +56 22 210 8100

 Correo: contacto@revic.org