volver

ADMISIÓN A LA EDUCACIÓN



La ley 20.845 reemplaza el sistema de admisión por una selección a través de un algoritmo al azar con el fin de terminar las discriminaciones. Jurídicamente eso no es cierto; la adición del artículo 7 bis de la ley de subvenciones señala: “La etapa de postulación se realizará directamente en los establecimientos educacionales de preferencia de los padres, madres o apoderados a través de un registro que pondrá a disposición del público el Ministerio de Educación. Sin perjuicio de lo anterior, los padres, madres o apoderados también podrán postular a dicho registro de forma remota”. Es decir, se permite el sistema único de admisión remota, como el de cada establecimiento, asegurando que el sistema propio del colegio sea “conforme a los principios de transparencia, educación inclusiva, accesibilidad universal, equidad y no discriminación arbitraria, considerando especialmente el derecho preferente de los padres a elegir el establecimiento educacional para sus hijos”.
La aplicación del sistema único fue gradual por la intervención de los opositores, ya que el supuesto “éxito” del sistema habría sido terrible de haberse aplicado sin gradualidad. Los autores no consideran que la implementación del sistema algorítmico arroja faltas a la libre elección de los padres en las comunas donde se ha aplicado. La situación de alumnos que no han quedado en los establecimientos a los que sus padres postularon, no difiere de los que no quedaban por procesos poco transparentes, sustituyendo la discriminación arbitraria por la “suerte arbitraria”. La sobrepostulación a colegios de alto rendimiento se mantendrá mientras el sistema no demuestre mayor calidad, lo que no fue considerado en la ley.
Finalmente, los autores señalan realidades como Nueva York, Boston y Amsterdam, que no pueden compararse con ninguna comuna de Chile en ningún aspecto educacional. Es de esperar que las autoridades tomen en cuenta que este proceso no soluciona la situación de los excluidos. Si lo anterior no era bueno ni justo, el azar tampoco.

Fuente: Rodrigo Días Ahumada 






 Dirección: Diagonal Miguel Cervantes Nº 683 3er piso, Santiago Centro.

 Teléfono: +56 22 210 8100

 Correo: contacto@revic.org