volver

SAL DE TU TIERRA . (Genesis 12,1)



Hoy el tema o la realidad de la migración o la inmigración de la movilidad
humana está muy actual en nuestro mundo contemporáneo. Este es un
fenómeno mundial. Sin embargo, es una realidad que está en los inicios
del mundo. El Creador le dijo a Abraham, nuestro padre en la fe que
“saliera de su tierra nativa y de la casa de tu padre a la tierra que yo te
mostraré”. ( Gen 12,1).

La movilidad humana por lo tanto ha sido una realidad constante desde
siempre. Y en esa dinámica estamos todos involucrados. Los que migran
y los que acogen. Como nos dicen los obispos en sus Orientaciones
Pastorales 2014-2020, estos procesos de cambios culturales que se han
acentuado notablemente deben hacer surgir en nosotros “nuevas
actitudes y nuevos modos de enfrentar la vida” ( 11 a).
No será fácil abandonar la tierra donde hemos nacido, donde crecimos,
nos formamos, donde están los nuestros. El desarraigo siempre será
doloroso.
Hoy somos testigos de esta movilidad humana: migra el estudiante
movido por el deseo de cristalizar sus ideales, donde formarse y llegar a
ser hombres y mujeres de bien; migra el hombre o la mujer buscando una
mejoría labor para responder a las exigencias de la vida familiar; migra el
hombre o mujer enferma buscando la sanación de sus males. Todos
migramos tarde o temprano..
Cualquiera que sea nuestra realidad debemos de recordar lo que Jesús de
Nazareth les planteo a sus discípulos las seis maneras de manifestar el
amor al prójimo recordándoles las enseñanzas del Antiguo Testamento (Is
58,7; Job 22,68) y que San Mateo nos las trae en su evangelio poniendo
en los labios de Jesús estas palabras: “ Vengan benditos de mi Padre a
recibir el reino de preparado para ustedes porque estuve hambriento,
sediento, emigrante, enfermo, encarcelado y me recibieron..(Mt.25,43) .
El Papa Francisco en su encuentro con los hermanos del Norte ( Iquique)
nos invitó a todos a hacer , “ de nuestro país un país hospitalario: “ porque
sabemos bien que no hay alegría cristiana cuando se cierran puertas; no
hay alegría cristiana cuando se les hace sentir a los demás que sobran o
que entre nosotros no tienen lugar “( Lc. 16, 19-31).

Victor Manuel Rodriguez Cancino

Sacerdote Chileno Vicentino






 Dirección: Santa Teresa de Los Andes 4141, Macul, Región Metropolitana

 Teléfono: +56 2 2791 4578

 Correo: contacto@revic.org