volver

20 DE JUNIO, DÍA MUNDIAL DE LOS REFUGIADOS


Solicitamos una profunda reflexión sobre los factores que causan la inmigración de tantas personas, sometidas a riesgos extremos de vida. Es urgente una respuesta concreta de la comunidad internacional, así como la búsqueda de soluciones para “acoger, proteger, promover e integrar a los inmigrantes y los refugiados” (Papa Francisco).

Somos testigos de los mayores niveles de desplazamiento humano registrados en el mundo a causa de conflictos, guerras o persecuciones (algunas de ellas de origen religioso). Los refugiados son forzados a salir de sus casas, dejando sus vidas, sus empleos, sus familias y sus culturas. Más de la mitad de estas personas son jóvenes y niños.

Por eso, el trabajo humanitario es más importante que nunca. Queremos reafirmar que las personas no son piezas de intercambio de intereses políticos y mucho menos hacerlos invisibles en los conflictos y guerras entre naciones que, de alguna manera, causan estas graves situaciones.

Nos unimos a las diversas entidades cristianas al llamado evangélico de la acogida: “Fui forastero y me acogiste” (Mateo 25, 35). Reafirmamos nuestro apoyo al “Pacto Global sobre Refugiados” promovido por la ONU e invitamos a las Conferencias vicentinas a conocer y cooperar con ese importante esfuerzo mundial. ¡El momento requiere, además de oraciones, acciones concretas e inmediatas!

Agradecemos a los vicentinos que, por todo el planeta, vienen acogiendo a los hermanos refugiados, ofreciéndoles dignidad, respeto y cariño, estrechando una mano amiga en este período de sufrimiento de sus vidas.

Fuente: Famvin







  
  

 Dirección: Diagonal Miguel Cervantes Nº 683 3er piso, Santiago Centro.

 Teléfono: +56 22 10 8100

 Correo: contacto@revic.org