Colegio Santa Catalina Labouré - La Reina, Santiago

 Directora: Marianella Rosinelli
 Representante Legal: Hernán Pérez
 Dirección: Doctor Genaro Benavides #5663, La Reina
 Teléfono: +56232038320
 Web: www.santacatalinalaboure.cl
 Email: cscl@revic.org

Nuestro colegio tiene una historia muy bella. Nace en el 1950 cuando aún suenan los ecos de la canonización de la Santa del Silencio, de quien lleva su nombre.

Una de nuestras hermanas chilenas, Matilde De Ossandón Caballeros, siendo profesora y directora de la escuela que la Compañía tenía en la calle 10 de Julio No 1131 en Santiago, al fallecer, deja en herencia esta propiedad. El testamento con fecha 14 de octubre de 1941 decía así: “Instituyó heredero universal de todos mis bienes a la Compañía de las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl... a la cual pertenezco”.

Es así como se da comienzo a esta obra educativa… un pequeño grupo de hermanas dan la inicial acogida a sus primeras niñas. Se abren las puertas de una escuela pública que no es como cualquier escuela, porque siguiendo los consejos de los Santos fundadores, San Vicente de Paúl y Santa Luisa de Marillac, las hermanas día a día trazan con abnegación, en estos campos de Dios, surcos de luz y senderos de amor.

Con este espíritu de servicio, año a año esta escuela va modificando su funcionamiento, comenzando como internado para acoger a las alumnas que vienen de lejos y medio pupilaje para quienes no pueden almorzar en sus casas.

En el año 1965 es la Escuela Técnica Femenina Santa Catalina Labouré, impartiendo modas, bordado, repostería y peluquería. En 1970 las hermanas gestionan la Enseñanza Media, de tal manera que en 1972 es el Liceo Catalina Labouré.

Muchas han sido las personas que entre sus muros han entregado día a día lo mejor de sí: hermanas, profesores, alumnas, apoderados... muchos muestran en sus manos y en sus corazones las huellas de un auténtico trabajo evangélico que no conoce el cansancio ni espera recompensa.

Llega así diciembre de 1992 y las hermanas creen conveniente retirarse para poder reforzar su labor en otras de sus casas donde las requieren otros pobres más pobres. En marzo de 1993, asume la Dirección la Corporación del Arzobispado de Santiago. Después de ocho años deciden retomar el colegio, es así como en el 2001 las hermanas vuelven al liceo, pero esta vez con una modalidad diferente; la Dirección y la Administración del establecimiento estará en manos de un “Equipo Directivo” conformado por las hermanas y profesionales laicas, las que en conjunto aceptan el desafío de “re – encantar”, es decir, retomar el carisma vicentino.

La Escuela es el espacio formativo donde se privilegia el desarrollo de la voluntad, las capacidades, las habilidades y la inteligencia y es, a través de la educación, como el ser humano aprenderá a transformar su medio y mejorar su entorno, esto es, formarlos para ser, conocer y hacer.

A mediados del año 2004, asumiendo el llamado a que nos invita el Ministerio de Educación y conscientes del impacto positivo que se produciría en nuestra comunidad educativa, es que nos proponemos presentar un proyecto para iniciar la Jornada Escolar Completa (JEC). Esto trajo grandes transformaciones a nuestra comunidad educativa, en lo estructural como también en lo organizativo.

Comienza así la construcción de un edificio a tres pisos cuya finalidad es albergar nueve cursos y luego nuestro orgullo...“El Pronto Catalina”, un hermoso casino que cruza de edificio a edificio y que se impone luminoso en medio del patio. Son muchos los esfuerzos, pero también son muchas las personas que se han comprometido a trabajar unidas en este, nuestro proyecto compartido. Esperamos que esta innovación también toque nuestro intelecto y nuestro corazón, para así poder dar respuesta a la misión de nuestro establecimiento haciendo vida nuestro lema: “Amar, Servir y Ser feliz”.

 Dirección: Diagonal Miguel Cervantes Nº 683 3er piso, Santiago Centro.

 Teléfono: +56 22 210 8100

 Correo: comunicaciones@revic.org